Información actual

El coronavirus está haciendo estragos en todas partes, por lo cual nosotros tampoco podemos comenzar la temporada el día 3 de abril como habíamos planeado. Informaremos en nuestra página web y en Facebook tan pronto como se pueda prever el final de la crisis y podamos volver a salir a la mar.

¡No pierdan el optimismo y cuídense mucho!

Nuestros mejores deseos Katharina Heyer y el equipo de firmm

Tarifa

Tarifa posee una larga historia. Al ser el punto más meridional del continente europeo, esta ciudad siempre ha tenido una importancia estratégica.

Antaño una pequeña aldea de pescadores, Tarifa vive hoy en día con sus aproximadamente 18.000 habitantes principalmente del turismo. Es un lugar especialmente popular entre los windsurfistas y kitesurfistas, ya que las condiciones de viento son excelentes durante casi todo el año.

Pero también para los amantes de la naturaleza Tarifa tiene mucho que ofrecer, y no sólo para hacer senderismo por los parques naturales. El continente africano es de fácil acceso, por lo que muchas aves migratorias utilizan esta ruta en primavera y otoño, un espectáculo interesante no sólo para los ornitólogos. Gracias a las corrientes del Estrecho, siete especies de ballenas y delfines están permanente o temporalmente presentes en estas aguas. Desde finales de marzo hasta principios de noviembre se puede salir con el equipo de firmm para observar estos impresionantes mamíferos marinos.

Casco histórico

Puerta de Jerez en Tarifa

El casco histórico de Tarifa con sus murallas medievales fue declarado bien cultural en 2003. Aunque el casco antiguo es muy pequeño, es fácil perderse por las estrechas y sinuosas calles... y descubrir nuevos cafés, bares y tiendas a cada paso.

Muralla medieval

Durante un paseo por Tarifa se encuentran restos de las antiguas murallas del siglo XIII. Hasta finales del siglo XIX sirvieron para defender la ciudad.

De las tres puertas de la ciudad, hoy solo queda la Puerta de Jerez del siglo XIII. La placa sobre la puerta recuerda a los combatientes de Tarifa, que ayudaron al rey Sancho IV de Castilla a conquistar la ciudad el 21 de septiembre de 1292.

Calle Batalla del Salado

Frente a la Puerta de Jerez comienza la calle Batalla del Salado, que invita con sus numerosos comercios a ir de compras. El nombre de la calle hace referencia a la batalla del río Salado en Tarifa el 30 de octubre de 1340, una de las batallas más importantes de la última fase de la Reconquista, cuando los cristianos recuperaron la Península Ibérica. Castilla y Portugal lucharon aquí con éxito contra los meriníes y sus aliados.

Castillo de Guzmán

Estatua del rey Sancho IV de Castilla

El castillo de Tarifa fue construido en el siglo X bajo Abd ar-Rahmān III, el primer califa de Córdoba. En el año 960 se terminó su edificación, y desde entonces desempeñaba un papel importante en la defensa de la ciudad. El nombre Castillo de Guzmán se remonta al administrador Alfonso Pérez de Guzmán, conocido como Guzmán el Bueno. La estatua de Guzmán el Bueno se puede ver en el Paseo de la Alameda.

En 1292 se encomendó a Guzmán la protección de Tarifa, que Sancho IV acababa de reconquistar de los moros. Pero como Sancho IV había sido coronado rey de manera ilegal, tenía muchos enemigos en su país que querían debilitar su poder. Uno de sus mayores enemigos era su hermano Juan. Pidió ayuda a los meriníes, una dinastía bereber islámica. En 1294 los meriníes intentaron derrotar a Tarifa. La ciudad desafió el asedio durante mucho tiempo. Pero entonces el hijo de Guzmán cayó en manos de los enemigos y Guzmán tuvo que elegir entre entregar la ciudad o ejecutar a su hijo. Según transmite la historia, Guzmán arrojó su propia daga desde el castillo para que el enemigo pudiera matar a su hijo con ella. De esta manera, Guzmán salvó a la ciudad de la conquista enemiga y se convirtió en una leyenda.

Estatua del rey Sancho IV el Bravo

Sancho IV de Castilla (1258-1295) reinó desde 1284 hasta 1295, y como segundo hijo de Alfonso X el Sabio no estaba destinado a ser rey. A pesar de que su hermano Fernando de la Cerda (1255-1275) murió antes que su padre, no se le nombró heredero del trono a Sancho, sino al hijo mayor de Fernando, Alfonso de la Cerda.

Sin embargo, Sancho se rebeló contra la voluntad de su padre y fue coronado rey en Toledo el 30 de abril de 1284. Fue reconocido por gran parte del pueblo y de la nobleza, pero también tuvo muchos opositores, entre ellos su hermano Juan.

Iglesia de San Mateo

Iglesia de San Mateo en Tarifa

La iglesia de San Mateo es la principal iglesia de Tarifa. Fue construida a principios del siglo XVI en estilo gótico, la fachada principal barroca fue añadida a finales del siglo XVIII.

Aquí comienzan y terminan casi todas las procesiones importantes, por ejemplo en Semana Santa, en la Cabalgata Agrícola cuando la Virgen de la Luz llega el primer domingo de septiembre para el comienzo de la Feria, la Romería cuatro semanas después o el "Paso del Manto" el sábado anterior a la Romería, durante el cual todos los habitantes pasan por debajo del manto de la Santísima Virgen y lo besan. Cada año se forma una cola enorme por toda la calle Sancho IV el Bravo.

En la calle Sancho IV el Bravo, donde se encuentra la iglesia, también hay muchos restaurantes y cafés. Por cierto, a la vuelta de la esquina del Café Central, en la calle Pedro Cortés 4, se encuentra la oficina del casco antiguo de firmm donde puede reservar su tour de avistamiento de ballenas.

Mirador África y Torre de Miramar

Mirador de África y Torre del Miramar con vistas a África

El mirador África está situado en la antigua muralla de la ciudad, en la calle Amargura.

¡Disfrute de la maravillosa vista sobre el Estrecho hasta África! Aquí, en el punto más angosto del Estrecho de Gibraltar, la distancia a la costa marroquí es de solo 14 km.

Justo al lado de la plaza se encuentran el Ayuntamiento de Tarifa y la biblioteca.

Paseo de la Alameda

Paseo de la Alameda frente al puerto de Tarifa

Justo entre el casco histórico, el castillo y el puerto está situado el Paseo de la Alameda. Sobre todo de noche es un lugar de encuentro muy popular. El bullicio se puede observar desde las terrazas de los restaurantes de la plaza.

En la cara sur de la plaza se encuentra la estatua de Guzmán el Bueno, que en 1294, como administrador de Tarifa, salvó a la ciudad de una ocupación enemiga. (vea castillo)

Puerto de Tarifa

La Avenida de la Constitución, junto al Paseo de la Alameda, conduce directamente al puerto. Desde aquí se puede ver el puerto de pasajeros a la izquierda, desde donde sale el ferry a Tánger (Marruecos). A la derecha se encuentran los amarres para embarcaciones de pesca y de excursión.

Si gira a la derecha justo detrás de la entrada del puerto, llegará a la oficina del puerto de firmm. Este es el punto de encuentro y punto de partida para nuestras excursiones de avistamiento de cetáceos. Aquí puede adquirir los tickets, conseguir información sobre las ballenas y comprar recuerdos.

Isla de las Palomas

Isla de las Palomas frente a Tarifa

En realidad, la Isla de las Palomas ya no es una verdadera isla, ya que en 1808 se construyó un dique transitable que la conecta con tierra firme. Pero Tarifa debe su nombre a este pedacito de tierra. En el año 710 se dice que el comandante musulmán Tarif Abu Zara desembarcó aquí. Por él la isla fue llamada "Al Yazirat Tarif" (la isla de Tarif); más tarde el nombre de la ciudad surgió de ella: Tarifa.

Según la leyenda, el cometido de Tarif era explorar la situación militar de la zona para su comandante Tāriq ibn Ziyā, antes de que los moros empezaran a conquistar la Península Ibérica desde Gibraltar un año después.

Pero los moros no fueron los primeros humanos en pisar el extremo sur de Europa. Los restos de tumbas fenicias sugieren que ya había un asentamiento fenicio en el territorio de la actual Tarifa.

Castillo de Santa Catalina

Castillo de Santa Catalina en Tarifa

El Castillo de Santa Catalina fue construido en 1813 para proteger las posiciones en la Isla de Las Palomas. Para su construcción se utilizaron piedras de una capilla del siglo XVI que se encontraba en el mismo lugar. No se puede visitar, pero es un bello motivo fotográfico.

Playa Chica

A la izquierda del camino a la Isla de las Palomas se encuentra la pequeña Playa Chica con vistas al puerto de Tarifa. Debido a su ubicación está un poco mejor protegida del viento que la playa de Los Lances en el lado atlántico.

Playa Los Lances

La playa de Los Lances en el lado atlántico mide unos 10 km y ofrece condiciones de viento ideales para el windsurf y el kitesurf. Aquí encontrará escuelas de surf, pero también muchos alojamientos, gracias a los cuales podrá sumergirse en las olas justo después del desayuno.

Por cierto, Tarifa debe su reputación de paraíso para los surfistas al llamado efecto Venturi: debido a las montañas a ambos lados del Estrecho de Gibraltar, el viento tiene que pasar por un angosto pasillo y por lo tanto aumenta su fuerza.

Parques naturales

Los alrededores de Tarifa también ofrecen mucho a quienes prefieren quedarse en tierra.

Parque Natural de los Alcornocales

El Parque Natural de los Alcornocales comienza justo detrás de la playa de Los Lances, una zona ideal para practicar senderismo y bicicleta de montaña. Con una superficie de 167.767 hectáreas, el Parque Natural se extiende bastante hacia el interior. Aquí crecen los mayores bosques de alcornoques de la Península Ibérica, que dieron nombre al Parque Natural.

Parque Natural del Estrecho

El Parque Natural del Estrecho se extiende entre el Cabo de Gracia (entre Zahara de los Atunes y Bolonia) y la bahía de Getares (cerca de Algeciras). Fue declarado Parque Natural en 2003 y tiene una superficie de 18.910 hectáreas.

A las afueras de Tarifa, en dirección a Algeciras, se encuentra la estación ornitológica, que ofrece información sobre las aves migratorias del Estrecho de Gibraltar, incluyendo la cigüeña, el milano negro, el águila calzada, el águila culebrera y el abejero.