Gibraltar

Una roca con historia y naturaleza - Gibraltar pertenece a los territorios británicos de ultramar. Sobre la ciudad se eleva el Peñón de Gibraltar con sus cuevas, túneles y famosos monos.

Peñón de Gibraltar

A unos 44 kilómetros al este de Tarifa se encuentra el territorio británico de ultramar de Gibraltar, en una superficie de 6,7 kilómetros cuadrados. El acantilado de la bahía de Algeciras, conocido como uno de los pilares de Heracles*, ya se puede ver desde lejos. Según la mitología griega, Heracles, como décima tarea de los famosos doce trabajos de Heracles, tuvo que robar el rebaño de ganado del gigante Gerión. Para ello habría tenido que cruzar la cadena montañosa del Atlas, pero gracias a su fuerza sobrehumana simplemente la partió por la mitad. Así se creó el Estrecho de Gibraltar como vínculo entre el Atlántico y el Mediterráneo y con ello los dos "pilares": El Peñón de Gibraltar en el lado europeo y el monte Jebel Musa en el lado marroquí.

La Cueva de San Miguel merece una visita.

Una gran parte del peñón de 426 metros de altura es ahora una reserva natural. Aquí encontrará unas 500 especies de plantas diferentes, así como los famosos macacos de Berbería. También debe visitar una de las muchas cuevas, la más bella es la Cueva de San Miguel con sus estalactitas. Pero también los llamados "Túneles del Gran Asedio" merecen una visita. Fueron construidos durante el asedio de Gibraltar (1779-1783) para defender el Peñón. De esta forma se pudo atacar las posiciones del enemigo desde una ubicación protegida.

Durante la Segunda Guerra Mundial se amplió el sistema de túneles. La población civil de Gibraltar fue evacuada durante este período para que los militares tuvieran vía libre en la defensa de las rutas marítimas del Mediterráneo.

La parte llana de Gibraltar se amplió con el material rocoso extraído al cavar los túneles, para agrandar la ciudad y construir un aeropuerto. Aquí se encuentra tambén el casco antiguo con sus innumerables tiendas y el jardín botánico.

A Gibraltar se puede llegar en autobús público desde Tarifa y Algeciras. Pero recuerde que necesitará su pasaporte o DNI para cruzar la frontera.

Pero, ¿cómo llegó Gibraltar a ser de Gran Bretaña?

Durante la Guerra de Sucesión (1701-1714), Gibraltar fue ocupado en 1704 por tropas anglo-holandesas en nombre del archiduque Carlos de Austria, que continuaría la dinastía de los Habsburgo en España. Posteriormente, por un lado, España fue concedida al rey francés Felipe V, con quien comenzó la época de la todavía existente dinastía borbónica, y por otro lado, Gibraltar y Menorca fueron otorgados a Gran Bretaña en la llamada Paz de Utrecht en 1713.

España intentó varias veces en vano recuperar el territorio de Gibraltar. Bajo el franquismo, la frontera estaba parcialmente cerrada, cuando la mayoría de la población de Gibraltar votó a favor de permanecer bajo el dominio británico. La situación no mejoró hasta 1982, cuando España solicitó la adhesión a la UE. La población votó varias veces para permanecer en el Reino Unido. Pero en 2016 la población votó con un 95,9 por ciento en contra del Brexit.

*Heracles = Hércules; el semidiós griego Heracles fue adorado en la mitología romana bajo el nombre latino Hércules. Ambos términos son comunes.