El Estrecho de Gibraltar

puerto de Tarifa y Marruecos en el fondo

El Estrecho conecta Mediterráneo y Atlántico. Por eso aquí se concentra el tráfico marítimo, llegando a pasar hasta 300 barcos por día. A pesar del intenso tráfico y la consecuente contaminación sonora, muchos cetáceos permanecen en estas aguas.

¿Cuál es la razón para ello?

En la entrada del Estrecho se encuentra una barrera submarina llamada Camarinal. La corriente de fondo que sale del Mediterráneo al Atlántico choca contra esta cordillera submarina y es desviada hacia la superficie. Esto causa afloramientos que aportan nutrientes a las aguas superficiales que vienen entrando al Mediterráneo desde el Atlántico, requisito indispensable para acelerar la red trófica y proporcionar alimento a los cetáceos, entre otros.

El intenso tráfico sin embargo pone en peligro a los cetáceos del Estrecho. Para protegerlos el Ministerio de Medio Ambiente ha impuesto en febrero del 2007 una recomendación de reducir la velocidad a 14 nudos para los barcos. Firmm aportó su granito de arena para ello gracias a los muchos años que se encuentra involucrado con los cetáceos del Estrecho, de forma que la cuestión se hizo tema de discusión en la zona.

Mapa del Estrecho

Volver